domingo, 30 de octubre de 2016

¿REALMENTE VALE LA PENA?

¿Realmente vale la pena aguantar todo tipo de consecuencias, sean o no acorde con nuestros actos? Es obvio, que según como actuemos así seremos recompensados, aunque no es del todo cierto. Siempre podemos ser la mejor persona del mundo, pero también la más horrible, y aún así, portándonos con alguien lo mejor posible, no todas las personas son agradecidas, no todas las personas son capaces de dar las gracias por algo que han hecho a su favor, por algo que posiblemente les demos sin pedir nada a cambio, pero sinceramente pienso que nunca viene mal una muestra de agradecimiento. Podemos darlo todo en actos de amor, de confianza, de amistad, pero en el mismo intento nos pueden arrebatar las ganas de dar, de conocer, de confiar, de abrazar, de sentir, de ser nosotros y lo más importante, de ser felices y creer en nosotros mismos, en creer que somos capaces de llegar hasta donde queramos, de que verdaderamente somos valientes y fuertes por dentro, de que somos capaces de seguir adelante y solos. 
Cuando eres la persona más horrible del mundo, cuando fastidias a alguien interiormente, cuando dañas los sentimientos de una persona, ¿de verdad eso enorgullece? Porque la verdad que esa clase de personas nunca llegan a ningún sitio, acabarán encontrándose con ellos mismos y no sabrán que camino seguir, tendrán disputas internas en el que se enfrenté razón y sentimiento. 
En conclusión, realmente compórtate de la mejor manera que puedas, porque si no sales agradecido por otras personas, saldrás agradecido por ti. que es de verdad lo que vale la pena, que nosotros seamos felices por nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario