lunes, 5 de diciembre de 2016

BULLYING

Posiblemente, el bullying a día de hoy es un tema del que ya podríamos estar "cansados" de tanto oírlo. Es anunciado mediante anuncios en la televisión, desgraciadamente por las noticias, en los colegios e institutos hay campañas que dan charlas e incluso carteles que nos podemos encontrar por la calle. Pero en mi opinión, no es un tema el cual deberíamos de cansarnos de escuchar, porque aunque nos lo repitan una , dos y tres veces, la gente no termina de concienciarse de lo que realmente conlleva meterse con otra persona, o pegarle. 
Para los niños, lo toman como un juego entre amigos, pero no todos somos iguales y no todos aceptamos el mismo tipo de bromas. En su mundo, el bajarse los pantalones, el dar collejas y el llamarse inútiles entre ellos es algo normal, pero si lo miramos desde una perspectiva un poco más alta, podemos ver como al que le bajan los pantalones, cinco minutos después está llorando en una esquina, como al que le dan collejas tiene que echar una risa fingida con la intención de que lo dejen en paz y como al que le llaman inútil, poco a poco se lo acaba creyendo. 
¡¿Y, por qué hay personas que permiten esto?! Realmente no entiendo el que cualquier persona, ya sea niño, adolescente o adulto, da igual, pero como pueden ver miles de casos a su alrededor de este problema, de como un niño se mete con otro de como otro se va llorando porque le han pegado, de verdad, que vengan y me expliquen por qué no son capaces de mover ni un solo dedo por esas personas que están sufriendo. 
Lo considero un tema con muchísima importancia y el cual hay que tratarlo y hablarlo a los niños desde que son pequeños para que en un futuro no sean ni agresores ni agredidos, porque luego no acaba bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario