lunes, 5 de diciembre de 2016

SE ACABAN LOS 365 DÍAS

Encontré hace unos días una reflexión sobre nuestra vida y los cambios que suceden en ella durante un año, y considero que es una reflexión la cual todos deberíamos leer.

"Últimas 31 oportunidades del año. Ahora es cuando empiezas a pensar en los propósitos que nunca cumplirás y en la borrachera épica que tendrás. Empieza la época de echar de menos. Echar de menos a los que faltan en la mesa, a los irreemplazables. Comienzan los días en casa y las películas navideñas. Empiezas a pensar en todo lo que has dejado a lo largo del año y lo cambiada que está tu vida respecto al año pasado. Te paras y piensas en los que te han fallado, en los que has perdido y te acuerdas de los que, aunque se hayan ido, jamás olvidarás. Te das cuenta de que la vida es un día a día constante y que cada momento es un mundo, por que ya sabéis que ningún momento es igual al anterior, ni como el siguiente. Te das cuenta de como han llegado a tu vida personas que hace 365 días ni te imaginabas.
Brinda por los que siguen a tu lado a pesar de todo, por aquellos que más que amigos se comportan como hermanos, por los que viven tus mejores recuerdos  y te ayudan a superar los peores, por los que unen el verano y te acompañan en todas las estaciones del año, por los tuyos y por ti.
Sobretodo, brinda por ti, porque solo tu sabes que has superado, porque solo tu sabes todo lo que has llorado y sufrido y por encima de todo, solo tu sabes cuando la única opción es seguir adelante y tienes lo necesario de ponerte en pie.
Empiezan los días en los que solo piensas en que vestido llevar en noche vieja y en las copas de más que tomarás esa noche. Y hablando de la noche preferida del año cuando eras pequeño... que pena perder la ilusión de esa noche mágica, ¿no?
A medida que creces te das cuenta de que el mejor regalo es la vuelta de esa persona que, por circunstancias de la vida, te arrebató."


Tras haber reflexionado, todos tenemos a alguien que nos falta en las fechas más señaladas, como son las Navidades, pero para seguir adelante hemos tenido que hacer esfuerzos, sacrificios... pero aquí estamos, la mayoría con la cabeza bien alta e intentado sonreirle a la vida, pero sin olvidar los daños que nos ha causado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada